Inicio > Blog > 3h Resistencia Sta. Perpetua 2016

3h Resistencia Sta. Perpetua 2016

13/09/2016

1.jpg

 

Primera competición después del parón paternal y sin demasiado tiempo para tener una rutina de entrenamientos no estoy en mi mejor momento pero es lo que hay y no se ponen excusas, simplemente hay que estar contento con el resultado final a pesar de las condiciones.


2.jpg


Este fue el resultado, tres geles y una barrita, y tres bidones con sales y dos de agua.


Como corría en solitario y no tenía muchos trastos que dejar compartí carpa con el equipo de mi cuñado, Corvi.

3.jpg

Rubén - Josu - Víctor.

Llegué con tiempo y muy tranquilo sabiendo que iba a ser largo así que sólo dí una vuelta de reconocimiento del circuito. Ya me hartaría de darle vueltas.

Entre saludar a uno, hablar con otro, "hola que tal" y "cómo te encuentras" se nos hizo la hora de salir y yo sin calentar.

Mi idea inicial era salir del pelotón hacia atrás e ir cogiendo ritmo poco a poco pero vi y fui a saludar a Pol que ya estaba colocado y cuando me vi ahí ya no pude moverme.

4.jpg

5.jpg

 

Creo que en la vida había salido tan adelante, justo detrás de la cinta. 
En fin, ya que estaba ahí...
Haría la salida lanzada y después me iría dejando adelantar para no quemarme ya de inicio. Y así fue, y así queda reflejado en el vídeo, nada más pasar la primera curva ya corté gas, apartándome de la trazada para no molestar demasiado. Y así empezó mi carrera personal, controlando la cabeza y las pulsaciones y gestionando mucho las fuerzas.
A priori el circuito no parecía nada del otro mundo, nada técnico, una fuerte subida de inicio, una larga bajada, ratoneo entre árboles, un pequeño cortado de los de culo atrás, y ya está. Simple, sencillo, para muchos aburrido incluso, pero totalmente físico y castigador.
En la primera vuelta estaba fresco, controlando las fuerzas y dejándome adelantar pero encontrándome genial, de ahí la cara en muchas fotos, pero eso fue cambiando vuelta a vuelta...
Inicio del circuito con una pendiente de hasta 20%:
IMG_5183.jpg
1ª vuelta.
7.jpg

3a vuelta.

8.jpg

1a vuelta.

Bajada antes de los árboles:
9.jpg
Zona ratonera arbolada:
10.jpg
Última hora de carrera.

Pequeño cortado y única zona "complicada" del circuito:

11.jpg

12.jpg

13.jpg

14.jpg

Mini-murete (punto crítico en mis vueltas finales):

15.jpg

 

Último repechón entre árboles:

 

16.jpg

 

17.jpg

Bajada por sendero rápido:

18.jpg

19.jpg

Aquí la cara ya empieza a ser un poema.

Última curva antes de meta:

20.jpg

 

Como ya he dicho, la primera vuelta la hice bastante rápida a pesar que iba controlando fuerzas, cuando pasaba por meta me unía a los primero relevos. La segunda vuelta aún bien, más sofocado pero bien. A partir de la tercera la cosa cambió. Me notaba agotadísimo, miré las pulsaciones y estaban a 185 (por encima de mi umbral pero sin llegar a pico) ahí es donde empezó mi carrera de verdad.
Tuve que poner el piloto automático, subir piñones para intentar bajar las pulsaciones porque a ese ritmo no aguantaría ni una vuelta más.

Van pasando los minutos y van pasando corredores. Yo agacho la cabeza e intento olvidarme del mundo. No quiero entrar en guerras. Veo que en la parte ratonera de los árboles y en el sendero final trazo mejor y voy más rápido recuperando segundos pero en el resto de partes del circuito, totalmente físicas, dejo que se alejen.

Llevamos 45' de carrera y entra el primer gel de los tres que tenía planificados.
Primera hora, Oli y Alex me gritan al pasar por meta que voy octavo, a lo MotoGp.
En un tramo del circuito donde tenías que subir un mini-murete, dando golpe de riñón y apretando los muslos aparecen los primeros avisos, se me queda la pierna engarrotada totalmente recta. A partir de entonces, subía esa parte con inercia y sin apretar.
Me quito las gafas. Entre que ya llevaba la vista nublada y la suciedad de los cristales prefería correr sin ellas a pesar del polvo que se seguía levantando.
Cambio de bidón. Segundo con sales y unos tragos extras de agua sola.

Sigo en piloto automático.
1h30' Segundo gel planificado.
Me gritan que he ganado una posición, Séptimo.
1h50' Cambio de bidón, tercer y último que tenía con sales. Error! Cambio demasiado pronto. Tendría que haber usado uno con sólo agua para dejar el de sales para la recta final.

Iniciamos la tercera y última hora dosificando mucho las fuerzas.
2h15' Tercer gel planificado.
No sabía con seguridad quien corría en individual y eran mis rivales directos pero adelanto a uno que me sonaba de que sí.
En efecto, me gritan que voy Sexto.
2h30' Última media hora de carrera y donde vendría el calvario. Cambio de bidón. Sólo agua.
2h40' En el tramo final de la vuelta atacan la primeras rampas fuertes. Me tengo que bajar de la bici porque no puedo mover las piernas sin dolor. No sé como estirar porque tengo montados todos los músculos del muslo. Camino como puedo. Veo pasar a tres corredores de mi categoría, uno que me sacaba una vuelta y dos más que me ganaban la posición. Voy octavo. Pienso en llegar a meta y retirarme. Me intento subir a la bici y llegar. Se me pasan un poco las rampas. Bajada y meta. Puedo seguir pedaleando. Sigo. Queda muy poco. Aguanta como puedas.
La subida de inicio cada vez se me atraganta más. Ahora uso casi el piñón más grande. Me pongo de pie sobre la bici para aliviar las rampas. Hago la parte ratonera, subo-bajo, cortado, llaneo, mini-murete y enganchada de nuevo en el mismo punto del circuito que antes. Bajo de la bici, camino, casi llorando del dolor. Se para Carlos, un amigo del pueblo, me dice que me empuja hasta meta pero aun dando las gracias no puedo subirme aún a la bici. Tengo las piernas totalmente engarrotadas y enrampadas. Si las doblaba se me montaban los muslos a la chepa. Sigo caminando. Parece que alivia un poco el dolor. Me subo a la bici. Sendero final de bajada, curva y meta. Iba controlando el crono de lejos para que se acabara antes de entrar pero al pasar la curva y ver bien el tiempo, paso en el último minuto.
NOOO!!! Una vuelta más de agonía.
Nada más pasar la curva me tengo que bajar por las rampas. Corro. Oigo que viene corriendo y animando mi hermana por detrás. Llega a mi altura. Me coge la bici pero le digo que no a parte de para no sufrir una posible descalificación porque me sirve de apoyo. A todo esto, paso a un corredor, voy séptimo. Acabamos la subida. Me van a reventar las piernas. Anabel no deja de animarme. Estoy gritando y casi llorando del dolor. No me voy la cara pero seguro que era un poema. Tramo de bajada antes de la zona ratonera. El dolor remite un poco. Pedaleo con miedo a engancharme de nuevo. Paso el cortado, llaneo y el mini-murete donde ya me había enganchado anteriormente. Voy bien. Sigo. Adelanto a otro corredor. Sendero de bajada, curva y recta de meta.
Y se acabó!

Salvo la 6a posición en categoría individual gracias a esa última y agónica vuelta.

21.jpg

Casi sin luz, con tormenta amenazante en el horizonte, totalmente agotado, con las piernas tiesas totalmente engarrotadas, gastando mis últimas fuerzas en sonreír a esa foto (luego tuve que tirarme en el suelo para no caerme en redondo mientras iba recuperando el aliento).

22.jpg

Una carrera realmente dura para mí, no por la técnica del trazado, un circuito a priori sencillo, sino por las condiciones en las que llegaba. Yendo casi a límite las tres horas con una media de 173ppm y haciendo picos de hasta 194ppm.
Reconozco que ahora sólo tengo piernas para 30km fuertes pero sin apenas fondo. Y en esta carrera las piernas dijeron basta casi en la primera hora. Una primera hora de mucho calor y bochorno donde se sudó mucho e hizo que perdiera más líquido de la cuenta, cosa que después afectó en la agonía de las tres últimas vueltas.

En fin, una muesca más y una nueva experiencia.
E igual que cuando acabé dije que no corría más en "solo", creo que para las próximas 3h de resistencia de Cerdanyola repetiré en solitario.

Aquí os dejo el vídeo completo:


SALUD Y PEDALES.

2016 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos