Inicio > Blog > Retto Open Btt 2016

Retto Open Btt 2016

10/10/2016


Llegó el día, la primera edición de la Retto Open Btt en St.Feliu de Codines.
Cómo no había un referente con el que comparar habían muchas dudas sobre la carrera, el recorrido será completo? Muy pistero? Demasiado duro? Demasiado fácil? Aburrido?
Pues ya os adelanto que no dejó indiferente a nadie y que el 98% de los corredores quedaron contentos.
Y dices, "uy! hay un 2% que no les gustó". Claro, siempre hay alguien que encuentra pegas a todo, que si llueve, que si hace frío, que si... que si...

14666191_313437209019041_6217773390565387517_n.jpg


Ya sabéis que no me muerdo la lengua y si algo no está bien, no está bien (recordad la Falconada 2013) pero puedo asegurar que el recorrido había para todos los gustos. Algunos pueden decir que muy pistera pero muchos de esos tramos eran tan rocosos que no daban tregua y tenías que tener técnica como si bajaras una trialera, también habían senderos de subida y de bajada y duras pendientes. En definitiva, un bonito recorrido ciclable casi al completo (a excepción de un par de encerronas) que alternaba pista con senderos y tramos rocosos técnicos.

Pero vamos por el principio, en mi caso no arrancaba con buen pie. La noche anterior al llegar a casa, mientras lo preparaba todo para el día siguiente, me doy cuenta que no está la ropa limpia. Ala, lavadora a las 23h y a rezar para que el maillot se secara a tiempo. Mi idea era ir de corto abajo con maillot corto + manguitos + chaleco cortavientos pero cuando llego el domingo a St.Feliu de Codines, después de recoger el dorsal y charlar un rato con Dani (un conocido de RRSS), y empezar a vestirme me doy cuenta que se me había olvidado el maillot en casa. Por suerte el culote estaba limpio, el chaleco y manguitos también, y ya estaban en la bolsa, y por esas casualidades de la vida, me había cogido la chaqueta de invierno de la bici en vez de una chaqueta de calle. Así que tocaba salir con una camiseta técnica debajo de la chaqueta que iría abriendo o cerrando según tocara subir o bajar.
En fin, no arrancaba bien la mañana, sin contar con la lluvia fina que empezaba a caer...

Me pongo a rodar un poco para darle tiempo también a la crema calentadora que me había untado en las piernas. Ya llega el frío y es tiempo de evitar lesiones con los arranques a fuego desde parado.
En esas que veo a un seguidor de los veteranos de todas mis redes sociales al que ya tenía ganas de conocer, Iñaki Suescun.
Estuvimos charlando de todo mientras esperábamos a la hora de la salida.

 

Ha sido un placer conocerte amigo. Cómo te dije, que no sea la última.

9am. Y arranca la carrera. Primera parte neutralizada tras las motos de la organización hasta salir del casco urbano pero al ser pendiente hacia abajo había que ir con cuidado de no comerte la rueda del delante con algún frenazo brusco y repentino.
Llegamos a pista y se lanza la carrera, ahora sí, EL ÚLTIMO PAGAS LAS CERVEZAS!!!!

Se estira el pelotón y como estaba bien colocado me quedo con los de cabeza. Mis ganas me decían "síguelos" pero mi cabeza decía "dosifica" así que me quedo a cola del pelotón, sin ver a nadie por detrás y controlando las fuerzas para no petar poco después.
Así llegamos a un sendero técnico de subida donde me hacen poner pie y pierdo contacto con éstos. Ala, se acabó la presión. Ahora a hacer mi carrera. Me caza Dani (con el que jugaría al gato y al ratón el resto de carrera).
Salimos a pista, de bajada y no sé cómo ni porqué me salta la cadena. Paro, Dani se aleja, coloco y sigo.
Sendero técnico de bajada, noto que me hacen tapón pero no puedo adelantar sin arriesgar una posible caída. Toca esperar.
Salimos a pista y me quito de encima a algún que otro corredor, cazo a Dani de nuevo. Cruzamos un río y toca subir. Como me conocia la zona sabía donde dosificar y donde apretar, y ahora tocaba subir uno de los más pestosos tramos que casi siempre evitamos, lo que conocemos como "los toxicómanos". Una larga subida con fuertes pendientes donde como no controles y guardes fuerzas, a medio camino pones pie con el corazón saliendo por la boca.
Aquí fue donde me crucé con los amigos y compañeros de Bike Tolrá que no dejaron de gritar hasta que los perdí de vista. Siempre es agradable ver caras conocidas y que te animen.

Seguíamos subiendo los toxicómanos y veo a Josep Peñalver (otro conocido de las rrss) que va pinchado de delante. Sin pensarlo ni un sengundo, pregunto: -Todo bien?- y me cuenta que no tiene cámara; le doy la que llevo; -Pero es que no llevo mancha, da igual, déjalo; -toma, luego me la devuelves.
Dani, pedaleando al lado, me pregunta: - Llevas dos?- y ahí es donde me doy cuenta del error. Si por lo que sea pincho yo me quedo tirado. En fin, no quiero pensar en ello, si pasa es porque tiene que pasar.
Noto ese puntito de forma que me falta porque voy cediendo terreno con Dani. Se acaba la subida y enlazamos con un tramo de sendero técnico de bajada, y como antes, me hacen tapón. En algún punto donde Dani pone pié lo paso y gano metros.
Salimos a St.Sebastiá de Montmajor y pista de bajada rápida y suelta que me conozco bien porque ya besé el suelo hace tiempo y me abrí brecha en el codo. A lo lejos veo de Raul Tapia, otro conocido de las rrss. Cómo sabía lo que había al final de esa bajada, cualquier de las opciones era una fuerte subida, me iba dejando caer, sin pedalear, mientras que veía que el resto de corredores me sacaban unos pocos metros pero se iban desgastando. Pasamos de largo el desvío que hago habitualmente y poco después viene la pared, una fuerte pendiente rocosa y suelta donde sólo hay una trazada limpia pero donde me arriesgo metiéndome hacia la sucia para adelantar de golpe a tres o cuatro corredores que le flaqueaban las fuerzas por apretar en la bajada. Me quedo en cabeza del pelotón, nadie por delante y alejándome de los adelantados. Decido aflojar un poco controlando las distancias.
Seguíamos subiendo por pista cómoda, miraba los datos y aún quedaba mucho desnivel por subir sin contar también el tramo Strava.

Salimos a las faldas de Gallifa y seguimos subiendo. En un tramo de curvas miro hacia atrás y veo que Dani ya ha cazado a Raul y ha recuperado todo el terreno que había perdido.
Llegamos al famoso tramo Strava y cuando me doy cuenta nos habían metido en "lo quemao" pero por otra parte que me había descolocado. Me enchufo un gel y a apretar. Los pierdo de vista.
El frío hace mella y noto las piernas medio vacías así que a media subida decido subir un piñón. No sé donde se acabaría el tramo, ni hacia donde nos harían ir pero estando tan alejados de St.Feliu en algún momento tendríamos que desviarnos de vuelta. Corono "lo quemao" en la antena, no veo las marcas de final de tramo Strava y me empiezo a acojonar pensando que teníamos que subir hasta el Coll d'Ases pero por suerte (o no) poco después en el cruce de los tres caminos, giramos al de la derecha y se acaba. Decido relajar en un pequeño tramo de bajada sabiendo que lo que venía después sería exigente, lo que conocemos nosotros como "el caganer" (ya os podéis imaginar porqué).

Ya llevábamos mucho rato subiendo, con tramos de fuertes pendientes desde "los toxicómanos", las paredes de después de St.Sebastiá, "lo quemao" y ahora esto. Miro los datos y por suerte ya hemos pasado el ecuador de la carrera y la gran parte del desnivel acumulado.
Llevaba rato pedaleando sólo, sin referencia ni por delante ni por detrás, cosa que hace que involuntariamente te relajes.
Enlazamos con sendero de bajada y subida que ya conocía y veo a lo lejos a dos corredores. Me animo. Con las piedras mojadas, ya que no había dejado de caer lluvia fina, tengo que poner pie a tierra y los pierdo de vista. Al salir del sendero estaba en mi mundo y me voy hacia la derecha, por donde siempre, una rápida bajada con salto incluido pero que al no ver cintas en un buen rato decido dar la vuelta pensando que me había colado. Deshago lo bajado y en efecto, era hacia la izquierda. Justo paso cuando salía Dani del sendero así que todo lo ganado con técnica me lo había recortado con fuerza. Poco después salimos a la misma pista que habría salido por donde voy habitualmente y si llego a saberlo no doy la vuelta pero a toro pasado todo el mundo es torero...
Pasamos por el santuari de Gallifa con Dani pegado a rueda y sabiendo que no podría con él si me tengo que jugar el sprint pero por suerte, al salir hay un tramo bastante técnico y noto que ya no me sigue. Habrá puesto pie. Aprieto con ganas para ganar metros y de lejos vuelvo a ver a los dos corredores de antes. Intento cazarlos pero noto que cada vez voy más vacío, corto gas y a dosificar. Si llego a enlazar con ellos, bien, si no, también bien..
Pasábamos charcos enormes que la duda es "si lo cruzo por medio, saldré nadando?" Por eso frenaba mucho y en una de esas que tuve que poner pie me pasa Dani. Poco después entramos en sendero técnico y lo vuelvo a pasar.

Esta parte del trazado la conocía aunque de hacerla al revés, un tramo muy rocoso que con la lluvia se podía hacer muy peligroso, por eso y siendo muy conservador, vuelvo a perderlos de vista.
Sigo solo, bajando lo más rápido posible sin arriesgarme a una caída o un pinchazo, consigo enlazar con uno de los dos de antes (David Garcia dorsal 36) y al intentar adelantarlo me meto en la trazada sucia y casi beso el suelo por un patinazo en el barro. Tssss... Tranquilo. Detrás y a verlas venir.

Llegamos a la encerrona que nos tenían preparada. un cortado en el que David se lanza y lo veo caer un poco descontrolado, y con eso y al ir muy despacio decido poner pie a tierra. Me saca unos metros pero lo voy viendo. Después otra encerrona de bici al hombro. Sigo viendo a David. Tramo de trialerilla y salimos, enlace con sendero pero pierdo unos segundos al intentar saltar unas rocas. Pierdo de vista a David. Vuelvo a pedalear sólo.
Salgo a pista y empiezo a ver civilización. Enlazamos por asfalto. En esas dudas de "por donde es?" buscando las marcas vamos los tres juntos, David, Dani y yo, y en el último repecho antes de los últimos metros de carrera toca lanzar el ataque pero, como ya sabía, no puedo con ellos; un chaval joven que compite de forma regular, un carretero puro y yo que casi aún no tengo una rutina. Os podéis imaginar en qué orden entramos...

Meta_4.jpg
De todas formas, y a pesar que Dani me robó el Top10 en los últimos metros, me quedo muy satisfecho. Las sensaciones fueron buenas y a pesar de un par de percances de carrera con la cadena y el despiste, acabé contento con ese 11º puesto de 96 corredores finalistas.

 

 

Meta_1.jpg

Comentando la carrera con David.
IMG_5522.jpg

Dejamos la bici límpia y colgada mientras reponía fuerzas.

 

 

Clasificación general.

Entrando 11º a 19min del primero. Ya sé que en 40km sacar ese tiempo es un mundo pero sabiendo cómo estoy me conformaba con entrar entre los veinte primeros.

 

Vídeo del relieve gracias a Relive.cc :  https://www.relive.cc/view/739138308

 

Aquí os dejo un pequeño vídeo de la carrera. 

Perdonad pero hacia la mitad me quedé casi sin batería y con la lluvia tapó el objetivo.

 

 


Datos de Strava:


SALUD Y PEDALES.

2016 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos