Inicio > Blog > Volta Solsonès 2018

Volta Solsonès 2018

10/05/2018

puesta.jpg 

 Primera edición de la Volta a Solsonès con salida y llegada en Solsona. Siempre va bien salir de tu zona de confort e ir a pedalear a sitios nuevos. 

Como viene siendo habitual en este invierno/primavera, el problema era el tiempo (meteorológico). No hay día que no caiga una tromba de agua y para este domingo también apuntaban lluvias, por esa razón y por cuestiones de seguridad la organización tuvo que unir las dos distancia en una sola y “acortarla” a 92km con 2000m de desnivel.

El recorrido era básicamente el que había previsto para la distancia larga pero sin hacer el bucle de subir el Port del Compte ya que había previsión de fuerte lluvia y granizo y por la altura a la que está y la baja temperatura se podían dar casos de hipotermia a la hora de bajar el puerto.

Aunque alguno que otro se quejara en facebook cuando lo comunicaron, para mí es una decisión totalmente acertada. Ante todo está la seguridad del corredor y parece que últimamente se ha cogido la tónica de que tiene que ser lo más épico posible, la más dura, la más larga, la más, la más, la más, pero os recuerdo que no somos profesionales, que unos más fuertes y otros más flojos pero todos somos domingueros, que tenemos un trabajo y hacemos esto como hobby, para disfrutar de la bici. No vale la pena jugarse el pellejo (como después le pasó a un corredor).

 

En fin, vayamos por partes.

puesta_1.jpg

 

Ahí estaba yo, en primera fila y con el privilegio de llevar el dorsal nº1. Totalmente tranquilo y sin presión por el número ya que como marcha cicloturista no había clasificación (pero sí tiempos) y me lo tomaba con un entreno de calidad con una buena kilometrada y un desnivel importante.

 

 puesta_2.jpg

 

Hacía fresco con pronóstico de lluvia pero sabíamos que nos pegaríamos unos buenos calentones por eso había mucha variedad de disfraces. Unos con chaquetas de invierno, otros con el chubasquero ya puesto, otros con cortavientos, mi elección? Camiseta interior transpirable sin mangas, con manguitos, maillot oficial, culote corto, chubasquero guardado, gorrita retro por si llovía y tubular para el cuello, o lo que viene siendo la braga de toda la vida.

 

Arranca la marcha sin muchas prisas yendo hacia el Coll de la Torregasa.

 

puesta_3.jpg

 

Puerto de tercera no demasiado exigente pero donde te calientas las piernas de golpe. Tras coronar y como no se rodaba demasiado rápido puedo mantenerme aún en el pelotón de cabeza, con unos 10km’s de bajada rápida para completar el bucle y llegar de nuevo por Solsona. Esto a sido un calentamiento pero ahora vamos hacia Lladurs donde empezará lo serio. Hasta aquí me mantuve con los primeros pero en cuanto empezaron las primeras rampas del Coll de Jou me fui descolgando poco a poco.

Ya lo he dicho en alguna ocasión pero soy rata de rodillo, no tengo tiempo para salir al mundo real y mis horarios son complicados, por eso a la que la carretera pica para arriba me sacan los ojos con facilidad. Bueno, llevar un plato pequeño de 39, un piñón grande de 23 y mis 80kg, creo que tampoco ayuda mucho.  

 

puesta_4.jpg

 

Coll de Jou (1482m) completo (puerto de 2ª) tiene tramos de bajadas donde podía recuperar pero también varias duras pendientes de hasta el 12% donde se apretaban bien los dientes.

 

puesta_5.jpg

 

Una vez coronado el puerto más largo y duro del día, tocaba bajar. Estoy en un pequeño pelotón donde me encuentro cómodo pero como las carreteras están húmedas y bastante sucias decido quedarme a cola y bajar sin presión, cediendo algo de terreno pero cuando volvía a subir un poco los cazaba sin dificultad.

El susto vino precisamente ahí, sobre el km44, en ese tramo de bajada hacia Odèn una vez pasado el pueblo de Canalda, en una desgraciada acumulación de coincidencias. Un corredor del CC St.Andreu de la Barca con el que había estado charlando tranquilamente unas curvas antes tuvo un fuerte accidente de frente contra un coche que subía. Me habían sacado unos metros y no lo vi en directo pero sí que llegué cinco segundos después y me encontré de golpe toda la desgraciada situación.

La imagen que pongo a continuación no es la de este accidente, sacada de una búsqueda rápida en Internet para que veáis cómo quedó el parabrisas del coche (aunque en este caso fue en el lado contrario, en el del conductor).

 

efe_20170517_175156936.jpg

Imagen real pero no de este accidente.

 

Imagino por la situación y tras comentar con otros corredores afectados a los que no les pasó nada que la conclusión sería algo así: carretera bastante estrecha, el coche que tiende a coger la curva hacia el interior, el ciclista que tiende a abrirse para encarar bien la curva, poca visibilidad, se encuentran de frente sin margen de maniobra y zas.

Hubo momentos de nervios porque te esperas lo peor pero por suerte sé por fuente fiable que el chico “está en casa y con un fuerte golpe”.

Estuvimos un rato parando el tráfico de corredores y coches que bajaban pero ya había mucha gente allí (policía incluida) y tras calmarse la situación a la espera de que llegara la ambulancia y comprobar que el chico estaba bien a simple vista, continué la ruta.

Si alguien que lea esto sabe algo más, comentadlo. Gracias.

 

La carretera continuaba bajando y si antes ya era conservador tomando curvas después de lo visto, lo era aún más.

Llegados a Cambrils y con 58km’s ya a cuestas tocaba subir Serra-Seca (1.228m) otro mini puerto precioso por sus vistas pero con fuertes repechones iniciales de hasta el 13% donde me toca tirar de fuerza bruta porque me vuelvo a quedar corto con la transmisión que llevo.

 

Se van restando kilómetros y a continuación tenemos ocho de rápida bajada donde el pelotón con el que iba se me alejan un poco porque como he dicho, soy más conservador de lo habitual. Dos kilómetros de subida donde recorto distancia sin problemas y otros dos de bajada donde ahora no se me van tanto, y encaramos la última larga subida del perfil.

puesta_6.jpg

 

Parece que es lo normal en la zona pero volvemos a sufrir duras pendientes (o será que las fuerzas van justas) donde con “todo metido” me voy escapando del pelotón.

Corono en solitario, voy a por otro corredor que veo al fondo y enseguida nos desviamos hacia la carretera que vuelve a Lladurs. Nos faltan 10km con tendencia descendente y gracias a ir haciendo relevos e ir a rueda de este compañero puedo reponerme un poco ya que llevo el depósito de gasolina en reserva.

Llegamos a Solsona y como remate final antes de cruzar el arco, la última subida de unos 400m de pavé donde por respeto no quería atacar pero vemos que llegaba al sprint el pelotón que había soltado antes. Así que nada, el último apretón parando el crono de 3h26’ (3h15’ pedaleo) para completar los 90km y 2.000m de desnivel acumulado.

https://www.strava.com/activities/1553052526

 

Volta Solsonès 2018 modificada por la climatología pero totalmente recomendable para hacer en las siguientes ediciones ya que la zona te regala unas vistas preciosas y unas carreteras tranquilas (a pesar del percance). Además, hay que volver para completar el bucle que nos faltó subiendo Port del Compte.

 

Con esto me despido hasta la próxima, Cadí Challenge.

 

Nos vemos amigos, seguid disfrutando del monte y las carreteras con cuidado que mañana hay que ir a trabajar.

 

SALUD Y PEDALES.

2016 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos